TIPS PARA TRADUCCIÓN FINANCIERA

Si eres traductor y quieres especializarte en la traducción financiera, tienes que comenzar por dominar la terminología técnica adecuada para cuentas anuales, documentos fiscales, acuerdos financieros, folletos de emisión de valores, publicidad bancaria, contratos… No es suficiente con tener el mejor diccionario ya esta rama depende en gran medida de la cultura y del modelo económico de cada país lo que la hace una de las especialidades más demandadas en la actualidad, y quizás también una de las más complicadas. Las traducciones financieras es un tipo de traducción especializada que requiere de un traductor que además de conocer las vicisitudes del lenguaje y de los idiomas a traducir domine la materia y lo términos financieros clave.

Se trata de un mercado en continuo movimiento lo que demanda a los traductores poseer experiencia financiera y económica para poder responder con agilidad la terminología propia, siempre cambiante. Además, factores como la globalización han incrementado la presencia de muchas empresas en otros países, lo que hace que sea imprescindible la necesario traducir una vasta variedad de documentos.

Hay que tener en cuenta que un error en la traducción de un simple término en este tipo de documentos puede acarrear graves consecuencias e incluso suponer grandes pérdidas económicas para un negocio por eso lo mejor es siempre buscar los servicios de compañías de traducción que cuenten con traductores profesionales o bien contratar los servicios de un traductor profesional independiente.

A eso hay que agregar que una de las características fundamentales de la traducción financiera es su potencial impacto económico y la sensibilidad de los datos, por lo que mantener la confidencialidad de los mismos se convierte en un elemento fundamental de este tipo de trabajos de traducción.

El traductor financiero tiene que contar con una serie de competencias esenciales:

-Tener claros los conceptos básicos de la economía

-Conocer y dominar los términos utilizados por los expertos

-Saber resolver con agilidad las dificultades de un texto económico y financiero.

-Conocer las principales fuentes de documentación y recursos que se pueden utilizar para la traducción de este tipo de documentos.

-Tener sumo cuidado cando de cifras se trate ¡un mínimo error puede ser fatal!

Como se dijo antes, el traductor especializado en esta rama debe poseer amplio conocimiento, ya que entre la vasta documentación financiera a traducir están los siguientes:

Traducción de informes de fondos de inversión

Traducción de cuentas anuales y de resultados

Traducción de documentos

Traducción de balances económicos

Traducción de análisis bursátiles

Traducción de contratos internacionales

Traducción de estudios de mercado

Traducción de informes financieros y económicos

Traducción de memorias de responsabilidad social

Traducción de informes de auditoria

Traducción de pólizas de seguros

Traducción de documentación bancaria

Traducción de artículos financieros

Traducción de artículos sobre economía

Traducción de documentos contables

Traducción de documentación de gestión del patrimonio

Traducción de anuncios a accionistas

Traducción de justificaciones económicas

Traducción de documentación para subvenciones

Traducción de planes de negocio

En un mundo interconectado la traducción y localización de los documentos financieros es el punto de partida para la presencia en un mercado global.