TRADUCIR DOCUMENTOS PARA USCIS: LO QUE NECESITAS SABER

En los últimos años, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) se ha vuelto cada vez más estricto en cuanto a asegurar que se cumplan sus requisitos de traducción de documentos. Para evitar demoras en el procesamiento de tu petición o solicitud, debes cumplir plenamente con los requisitos de traducción del USCIS.

Cuando presentas una solicitud de ajuste de estatus ante el USCIS, a menudo debes presentar copias de documentos personales, como certificados de nacimiento o matrimonio entre otros que te pueden solicitar según el caso en particular.

¿Pero qué pasa si los documentos no están en inglés?

Los requisitos de traducción del USCIS establecen que todos los formularios deben presentarse en inglés. Cualquier documento o declaración jurada que acompañe a la solicitud también debe estar en inglés.

Si algún documento necesario no está en inglés, el USCIS requiere que se presente una traducción certificada.

En el Código de Regulaciones Federales Titulo 8 Sección 103.2 (8 CFR 103.2) se dispone claramente este requisito:

[(3) Traducciones. Cualquier documento en un idioma extranjero que se presente al USCIS deberá ir acompañado de una traducción completa al inglés que el traductor haya certificado como completa y precisa, y de la certificación del traductor de que él o ella es competente para traducir del idioma extranjero al inglés.]

 [Referencia: https://www.gpo.gov/fdsys/pkg/CFR-2012-title8-vol1/pdf/CFR-2012-title8-vol1.pdf página 39]

 

Al enviar los documentos traducidos correctamente la primera vez, podrás evitar problemas como la demora en el procesamiento o la recepción de una RFE (“Request for Evidence” o solicitud de evidencia).

Consecuencias de enviar traducciones deficientes al USCIS

Las personas que necesitan una traducción para el USCIS pueden pensar que el uso de Google Translate u otro traductor en línea para sus documentos personales es aceptable. Es bien sabido que los programas automatizados no son los mejores traductores. Los traductores automáticos funcionan con un software para computadoras mediante la inteligencia artificial para traducir, sin embargo, no analiza sintácticamente el texto y crea un resultado transitorio a partir de la cual se genera el texto en el idioma de destino. Evidentemente, omite léxicos amplios con información morfológica, sintáctica y semántica produciendo frecuentemente resultados muy pobres.

Del mismo modo, los solicitantes bilingües pueden tener la tentación de traducir sus propios documentos. Sin embargo, ninguno de estos métodos califica ni como traducción certificada ni como traducción  jurada.

Además de este requisito tan imprescindible, hay otros elementos a tomar en cuenta:

Formato

Los documentos deben ser traducidos completa y directamente, incluyendo firmas, guiones, sellos, etc. Si algo no está claro, entonces la traducción al inglés debe indicar “no legible”. La traducción debe coincidir con el formato visual del documento, por ejemplo, los sellos deben estar en los mismos lugares.

Precisión

La precisión es extremadamente vital cuando se trata de documentos oficiales del gobierno. Es importante asegurarse de que las traducciones que envíes sean lo más precisas posible. Es de tomar MUY en serio este requisito y asegurarte de que las traducciones sean lo más precisas posible. La terminología correcta es muy importante.

Autenticación notarial

Si el documento está siendo presentado al USCIS, la traducción certificada debe ser firmada por el traductor y sellada y además autenticada por un notario según el caso.

Legalización

La apostilla no es en sí un documento adicional. La apostilla es un sello que legitima el contenido del escrito que reviste. Se necesita cuando un documento emitido en un país deba surtir efectos legales.  Aquellos documentos públicos procedentes de países no firmantes del Convenio de La Haya que deban surtir efecto en otro país, para el caso en los Estados Unidos,  también deberán realizar el trámite de legalización, aunque mediante un procedimiento diferente al de la apostilla y es mediante una autenticación. En ambos casos se debe tramitar antes de proceder a la traducción ya que viene a conformar parte del cuerpo del mismo documento.

La mejor manera de asegurar que tus traducciones para USCIS se hagan correctamente es contratar los servicios de una agencia de traducción o bien de un traductor profesional certificado con experiencia en traducciones certificadas para estos trámites.

El proceso de inmigración es un asunto complicado que te hará esperar meses o incluso años antes de obtener tu residencia o ciudadanía. A su vez, la presentación de los documentos, y sobre todo, la forma en que se presentan puede implicar muchas cosas. Si no se presenta una traducción adecuada, tu caso puede ser negado. ¡No te arriesgues y contrata los servicios de un profesional!